14.62 °

Xantolo

Vive la tradición del Día de Muertos en diferentes escenarios de la Huasteca.

Las fiestas de Día de Muertos, reconocidas como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO (desde 2008), tienen un nombre en la región de la Huasteca Potosina: Xantolo.

Xantolo es una palabra usada por las comunidades indígenas de nuestro estado para referirse a las celebraciones dedicadas a los difuntos. Tiene su origen en el término latino santo o sanctorum, como se referían los antiguos religiosos cristianos a todo el ritual asociado a recordar “a los que ya no están” pero que, con el tiempo, sirvió para dar nombre a todo aquello que da “vida y color” a esta fiesta de profundo arraigo (más que la Navidad) entre los habitantes de la Huasteca.

Todo inicia el 1° de noviembre, Día de Todos los Santos, cuando en poblaciones como Aquismón, Axtla de Terrazas, Ciudad Valles, Huehuetlán, San Martín Chalchicuautla, entre otras, se levantan hermosos altares entre velaciones y rezos de los familiares. También, se encienden numerosas veladoras ante las imágenes de los difuntos en un convivio que se extiende durante toda la noche. A lo lejos, podrás escuchar algunas piezas interpretadas con gran solemnidad por músicos teenek.

El 2 de noviembre, Día de los Fieles Difuntos, las comunidades nahuas y teenek de la Huasteca aprovechan para trasladar las ofrendas de sus altares caseros a las tumbas de los panteones. Ahí, en el camposanto, acostumbran decorar con tupidos ramos de flores los espacios reservados a sus familiares y amigos. ¡Una postal llena de color que no podrás borrar de tu mente!

En San Luis Potosí se cree que las almas de los difuntos permanecen entre los vivos durante todo el mes de noviembre por ello, y antes de que regresen a su mundo, el último día del mes se renueva la ofrenda en los pulich (los altares) con frutos que ellos necesitarán durante su viaje.

Rutas Estadía Paquetes